Descubre el entorno de Vilafranca ¡Ven!

Al sur de la comarca de Els Ports (Castellón), y a 1125 metros de altitud se encuentra Vilafranca del Cid. Cuenta con un clima mediterraneo interior, con inviernos fríos propios de la alta montaña y veranos suaves. Pasar un rato delante de la chimenea viendo el paisaje nevado, ó pasear junto a tu pareja a la luz de la luna en verano con una rebeca, serán sensaciones que no olvidaréis fácilmente y os harán disfrutar de nuestra casa rural en Vilafranca – Castellón.

 

Rodeado de montañas, Vilafranca dispone de una red de senderos, muchos de ellos señalizados, que harán las delicias de los aficionados al senderismo. Los cientos de kilometros de muros de piedra en seco y sus construcciones típicas en medio de la montaña, le confieren un paisaje muy característico propio de la comarca dels Ports de Castellón. Muchos de estos senderos tiene su comienzo muy cerca de nuestra casa rural con encanto en Castellón,  Las Dalias. En Septiembre empieza la época de las setas, así que si sois aficionados, este un lugar idóneo para su  recolección. 

La Pobla de Ballestar, extraordinario conjunto histórico-artístico que fue el origen de Villafranca del Cid y donde destaca la ermita de Sant Miquel del siglo XIII y el puente gótico que cruza el río, una verdadera joya de la arquitectura medieval. El “Riu dels Truites” en primavera y debido al deshielo suele llevar agua, lo que proporciona a la zona rincones de gran belleza y  un gran valor ecológico  por su fauna y flora, dar un paseo por estos parajes es un auténtico lujo. Una de las rutas de senderismo sigue el cauce del río y la hace especialmente atractiva cuando lleva agua, de especial belleza es el lugar conocido como la “gotera” donde es posible practicar la escalada.

Un paseo muy agradable desde el pueblo, es el que nos lleva hasta la ermita de la “Mare de Déu del Llosar” que va paralelo al valle y nos proporciona unos paisajes espectaculares de las montañas y los campos cultivados. En verano pasear a la luz de la luna con el fresco de la noche es un auténtico placer.

Pero además, muy cerca están pueblos con un encanto especial que merecen la pena conocer, y donde pasear por sus callejuelas nos trasladará en el tiempo,  La Iglesuela del Cid (Teruel) a 11 Km y Ares del Maestre a 10 km. Disfruta también de excursiones a pueblos como Morella ó Mirambel (Teruel).

Al regresar de vuestras excursiones podréis descansar en nuestras confortable y acogedora casa rural en Vilafranca – Castellón, toda la casa solo para vosotros, para que disfrutéis de un fin de semana romántico.